Oficinas del servicio de empleo

Published by:

El servicio de empleo y ocupación, SEPE a nivel nacional, se encarga de realizar las tareas y acciones del ámbito del empleo. En especial todo lo relacionada con la ayuda a la búsqueda de empleo. Pero hay que tener en cuenta que las competencias relacionadas con el empleo están transferidas a las comunidades autónomas. Es decir que cada Comunidad Autónoma dispone de su propia organización para la gestión el empleo y las ayudas a los desempleados, así como todas las acciones formativas que se derivan del mandato de esta institución.

El SEPE y las distintas organizaciones de cada comunidad autónoma son herederos directos del famoso INEM, que a pesar de haber desaparecido hace ya bastantes años sigue teniendo mucha fuerza en el imaginario de la sociedad. Y ha quedado ligado irremediablemente a la cultura popular, y no precisamente como algo positivo. Entre otras razones es probable que el cambio de nombre intentase un lavado de imagen que evidentemente ha fracasado, habida cuenta de que la mayor parte de la gente sigue denominándolo con el nombre maldito.

Estas son las oficinas de empleo de cada comunidad autónoma:

Oficina de empleo en Cataluña

Oficina de empleo en Madrid

Oficina de empleo en Andalucia

Oficina de empleo en Valencia

Oficina de empleo Islas Baleares

Oficina de empleo Aragón

Oficina de empleo en Euskadi

Oficina de empleo en Cantabria

Oficina de empleo en Asturias

Oficina de empleo en Galicia

Oficina de empleo en Castilla y León

Oficina de empleo en Castilla la Mancha

Oficina de empleo en Extremadura

Oficina de empleo en Murcia

Oficina de empleo en Canarias

Oficina de empleo en Navarra

Oficina de empleo en la Rioja

 

La crítica principal que se realiza a estas instituciones es su poca capacidad resolutiva a la hora de ayudar a trabajadores en situación de desempleo a encontrar trabajo. La que en teoría es su misión más importante. Con la llegada de internet estas oficinas quedaron relegadas en su misión principal, y la gran mayoría de sus funciones actuales tienen que ver básicamente con los trámites relacionados con las ayudas que reciben los parados. Ni siquiera su función como dinamizador de la formación que deben recibir los desempleados se cumple. Por lo que han aparecido, igual que para encontrar trabajo, páginas web que ofertan cursos subvencionados para parados. Estos cursos gratuitos para desempleados son una manera de desarrollar nuevos conocimientos y competencias profesionales para que los parados tengan nuevas oportunidades en el mercado laboral.

En definitiva que los servicios de empleo de las distintas comunidades aunque han quedado obsoletos en la mayor parte de sus funciones continúan siendo imprescindible a la hora de obtener el paro y las ayudas económicas que se derivan del paro.

 

La importancia de los idiomas

Published by:

La formación es la piedra angular de la competitividad de un país y del futuro que puede esperar para sus ciudadanos.  Es una de las pocas variables en economía que claramente tiene un gran influencia en el desarrollo del nivel de vida de sus ciudadanos. Sin embargo, la competitividad que existe actualmente y que cada vez es mayor implica que ya no basta con una formación ténica que permita el desarrollo de perfiles profesionales cualificados pero técnicos. En un mundo global las habilidades y competencias profesionales más valoradas son aquellas transversales que pueden permitirnos una adaptación profesional continua. El nuevo paradigma profesional.

En un escenario como este, una de las habilidades o competencias a desarrollar es claramente los idiomas. Puesto que esto dota a los profesionales de cualidades complementarias al propio desarrollo profesional, permitiendo que un mundo de oportunidades se abra delante del futuro trabajador. Pero qué idiomas son los principales candidatos para tener en cuenta desde una perspectiva laboral. La respuesta no es sencilla, puesto que requiere de no poca intiución y olfato de futuro, pero siendo francos casi es más una apuesta. Evidentemente hay un gran candidato, el de siempre, el inglés. Parece dificil equivocarse en esta elección, debido a la influencia cultural, económica y científica así como su dispersión por el mundo. Casi se ha convertido en una lengua franca y como tal se acepta prácticamente en cualquier rincón del mundo. Escoge el mejor curso de ingles y aprendelo. Y más allá del inglés? El segundo idioma que más influencia, si de apostar se trata, es una gran noticia, puesto que no es otro que el español. Lo cual nos viene muy bien. Además de toda la fuerza cultural, la dispersión geográfica y el enorme peso poblacional, hay que destacar que es el único idioma que ha conseguido penetrar culturalmente en USA, toda una proeza en un país que es crisol de culturas e idiomas. Bien, y si fueramos más allá?

La cosa comienza a complicarse. Podríamos tirar por los típico idiomas europeos Francés, Alemán o incluso italiano. SOn apuesta seguras, en la actualidad, pero su futuro no está nada claro. Debido a la poca influencia cultural, económica o la poca dispersión geográfica. Por contra son idiomas que seguirán siendo importantes en la UE y eso siempre puede ayudar a encontrar oportunidades y a fin de cuentas es más probable utilizar un idioma que geográficamente queda cerca que otro que esté más alejado.

Entre los idiomas más alejados geográfica y culturalmente podemo enumerar  Japonés, Chino, Ruso…Las apuestas suben, puesto que estos idiomas no sólo está por ver su influencia y consolidación a nivel de lengua usada fuera de esos países, sino que se trata de un esfuerzo en tiempo muy superior para su aprendizaje al tratarse de lenguas que tienen muchos menos lazos culturales y mentales con las lenguas occidentales. Todo un riesgo.

Como véis estudiar idiomas también es una apuesta de futuro, como cualquier otra formación, de la cual podemos saber a ciencia cierta si será de mucha o poca utilidad. Claro que en estos casos es siempre mejor recurrir al refranero popular: El saber no ocupa lugar.

Cursos del Inem 2015

Published by:

El INEM es el antiguo sistema nacional de empleo, actualmente se le conoce como SEPE, cuyo objetivo es la consecución del pleno empleo (Sí, no es que haya tenido mucho éxito). Además está descentralizado por cada comunidad autónoma, lo cual no es que parezca que haya ayudado mucho. Uno, aunque no el principal, de los objetivos del INEM es conseguir la reducción de desempleados a través de la centralización de ofertas de trabajo. Otro, teniendo en cuenta la tipología mayoritaria de desempleados es la formación para mejorar las competencias profesionales de los desempleados y de este modo tener mayores posibilidades de obtener un empleo.

La formación es una herramienta para conseguir un objetivo. Una gran masa de desempleados apuntados en el INEM son personas que o bien tienen un nivel formativo bajo o bien necesitan cambiar de sector profesional debido a la enorme crisis que viven algunos sectores concretos. Uno de los mayores handicaps que existen entre los trabajadores es que cuanto mayor tiempo llevan trabajando más ha caído su interés por la formación. Sí en este país cuando se trabaja se tiende a olvidar el desarrollo profesional que te permite la formación. Esto no ocurre en otros países de nuestro entorno, especialmente aquellos que más nos gustaría parecernos, donde la formación se entiende como una imprescindible hasta el último día de la vida laboral. En España por contra, desgraciadamente, se ve la formación con una herramienta para alcanzar un puesto de trabajo. Y mientras se tiene trabajo se olvida el desarrollo y el crecimiento que te permite la formación. De hecho, siendo importante la formación de los desempleados, aún es más importante la de los trabajadores. Ya que, si estos se fueran formando año tras año, en caso de caer en el paro, sus necesidades formativas serían menores y se habrían ido adaptando a los cambios de forma paulatina sin urgencias. Lo que permite una asimilación correcta y una aplicación laboral otorgando un mayor grado pericia y experiencia. Desgraciadamente esto no suele ocurrir en el mercado laboral español tanto por el poco interés de los propios trabajadores, que lo ven más como un suplicio, como por la propia dinámica empresarial española tan poco dada a formar a sus trabajadores. Viendo la formación continua como un coste, en lugar de una inversión y siempre más preocupada por si los trabajadores formados puedan marcharse que por los innumerables que ofrece una plantilla bien formada y la aportación al crecimiento y consolidación de la empresa que ello pueda significar.

Aunque los cursos del inem no siempre están correctamente enfocados a las necesidades del mercado laboral, pueden ser una herramienta muy potente especialmente para aquellas personas que necesitan pequeños ajustes, o moderados, en su formación. Un curso de idiomas, algo de informática o programación…Formación que podríamos llamar complementaria. Que de hecho es para lo que sirve la formación continua. El problema está cuando a este tipo de formación se le piden milagros. Si no tienes la ESO, quizá lo primero sería obtenerla. No se puede pasar de peón de obra a desarrollador de JAVA. Siempre hay casos excepcionales, pero la normal es que no se pueda dar ese salto. No sirve de nada realizar un curso como ese sin ninguna experiencia previa o una titulación mínima que una vez finalizado el curso del inem te permita enfrentarte al mercado laboral. Un Mercado laboral que es más exigente que nunca porque tiene mucho donde elegir.

Por lo tanto lo primero es ser inteligente y desarrollar una estrategia en la formación. No, no realizar todos los cursos que se puedan, como no mandar todos los CV’s que se puedan. Lo importante es seleccionar algo con sentido y nunca olvidar la formación reglada. Si realmente quieres cambiar de sector y dar un salto, pues deberás en paralelo obtener la formación reglada mínima para ello; Un FP, la ESO, un acceso a la universidad…unos estudios mínimos que te permitan defenderte en el mercado laboral. No servirá de nada coleccionar cursos profesionales si estos no corresponde al nivel de formación reglada que tengas.

Es poco o nada probable que una empresa te contrate para realizar diseño web si no tienes la ESO aprobada. Teniendo gente que sí la tiene, lo que ofrece mayores garantías para la empresa. 2015 está siendo un año con muchos cursos del inem que puedes ver en cualquier oficina del SEPE. Y buscando a través de internet.